El libro en blanco

image178

Y dice la Directora de la Unidad, visiblemente emocionada: “No entiendo qué queréis y qué es lo que no funciona. Yo os dejo un “Libro en Blanco” para que hagáis lo que queráis y cómo queráis, con total libertad, y al final los proyectos no salen; no os comprometéis y me llegan a mi todos los problemas. Finalmente sé que lo tengo que hacer yo todo!”

Hace unas semanas, en una sesión de Coaching de Equipos, se emocionaba la Directora. Su predecesor se había jubilado seis meses atrás; había sido su mentor, su maestro, y un gran profesional reconocido del sector. Su apoyo había sido clave, y ella había ido creciendo y viendo crecer al equipo a lo largo de los últimos 5 años. El equipo cada año había sido mejor que el anterior, cada vez más alineados, más innovadores, cada vez más comprometidos y más felices, al tiempo que más autónomos y consiguiendo objetivos realmente ambiciosos.

Y ahora se siente sola, sin el apoyo de su mentor, y con un equipo que, de repente, no responde como antes; saturada de trabajo, siente que no la valoran ni respetan como Directora.

Cuando todos estos sentimientos afloraron en la sesión, demostrando una Vulnerabilidad digna de una gran líder, el equipo se quedó mudo, reflexivo, en un momento mágico de conexión.

Esta apertura de la Lider, abrió la oportunidad de que el equipo expresara también cómo se sentían y qué necesitaban;  no querían un “Libro Abierto”, sino sentir a su Directora que les daba libertad, pero que hacía seguimiento de los proyectos, que les apoyaba y estaba detrás, por si algo salía mal. Querían libertad y apoyo. Ellos también se habían quedado sin ese gran mentor, y también se sentían un poco perdidos, y solos.

La apreciaban, la respetaban como Directora, por supuesto, y la necesitaban más que nunca, para, como equipo, como sistema, empezar a organizar los proyectos de una forma nueva, según las nuevas circunstancias del equipo.

Así que nos pusimos manos a la obra, teniendo en cuenta que Delegar no es “soltar” la responsabilidad, ni los “puntos de Control y Seguimiento” , tan importantes al principio de los procesos de Delegación para asegurar el cumplimiento de objetivos.

Las claves fueron varias. Entre otras, las más importantes:

*la conexión: ya no estamos solos; hacemos equipo y compartimos cómo nos sentimos y cuales son nuestras dificultades en relación a tarea, en cada proyecto.

*La comunicación sincera, basada en la conexión.

*La delegación: cómo se van a delegar proyectos, procesos y tareas, respetando al máximo el valor de la “libertad” de cada miembro del equipo, pero estableciendo acuerdos previos sobre los objetivos y puntos de control y seguimiento

*Los conceptos de vulnerabilidad, Liderar desde “atrás”, Sistema/equipo, ……

Ya tiene tarea el equipo para las próximas semanas, para reflexionar y poner en marcha, desde la pasión, por supuesto; y es que este equipo será próximamente de altísimo rendimiento, porque trabajan en algo que les “apasiona”.

No queremos un “Libro en Blanco” sino un Libro en el que todos vayamos escribiendo nuestra historia, nuestros logros, nuestros aprendizajes y nuestros sueños: “El Apasionante Libro de La Historia de nuestro Equipo”.

                                                                    ¿Queréis vosotros escribir el vuestro?


                                                                                                                                                                                                          Abril 2018

Comentarios